Compartiendo experiencias

Por más que me comprometí a mantener este blog actualizado, me doy cuenta de que hay meses que me cuesta muchísimo hacerlo… Y es que procuro aplicarme el cuento y sacar tiempo para dedicarme a escribir cuando no estoy trabajando (sí, esa actividad diaria que me da de comer). Tengo que elegir entre “predicar” en las redes sociales, promocionar mi única novela publicada o hacer lo que de verdad me gusta: escribir. Entre otras cosas, también, porque para ser honesta, una autora de una sola novela no va a ninguna parte y todos lo sabemos, de manera que prefiero invertir más esfuerzo en lo último… Pido perdón por causar esta sensación de abandono.

De todos modos, estoy cada día atenta a los comentarios del blog, así que una vez más os animo a que me hagáis llegar vuestras sugerencias o cosas que consideréis útiles compartir, siempre con las condiciones que ya especifiqué en otra entrada (Bienvenida).

Por mi parte, hoy me gustaría compartir con vosotros una entrevista a Miguel Ángel Moreno muy interesante que Javier Pellicer publica en su web. El autor entrevistado nos cuenta cómo vive el éxito en Latinoamérica, meintras que en España, en su tierra, apenas es conocido. Además, creo que es un caso que conviene conocer, pues después de haber publicado con una editorial muy reconocida, curiosamente decide autopublicarse también en Amazón. Él mismo cuenta su experiencia autopublicándose en su blog: http://palabrainventada.blogspot.com.es/

Miguel Ángel Moreno deja claro que su intención es tener las dos experiencias de publicación, no porque le haya ido mal con la editorial, sino más bien porque desea conocer… Supongo que igualmente a la larga todos perdemos la inocencia y nos damos cuenta de que no existe un modo ideal de publicar… Si no que se lo digan a Mercedes Pinto (ver “Captados en Amazon, esclavos de la pluma“). Autopublicarse tiene sus miserias (que la gente menosprecie tu trabajo por no tener un sello editorial detrás, una competencia muchas veces desleal, que continuamente tienes que estar haciendo márketing, etc) y sus ventajas (tú eres el/la única que decide cuándo, cómo y qué precio poner a tus obras, sólo tú las controlas, etc.)… Y estar sujeto a un contrato editorial tiene todas esas cosas que yo sólo conozco a través de la experiencia de los demás.

Mi conclusión es que al final que a un autor le vaya bien sigue siendo una conjunción de factores en la que el trabajo personal tiene el mayor peso, sin contar el propio trabajo de escribir. El resto dependerá de su ingénio para abrirse camino y de la suerte que tenga.

Anuncios

6 comentarios en “Compartiendo experiencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s