Cómo convertir mi libro en eBook. II Parte: un texto para el e-reader

En esta entrada seguimos con los trucos para convertir un libro en eBook. Vaya por delante que mis conocimientos informáticos son muy limitados y que todo lo que aquí escribo es fruto de la experiencia, de leer o de recoger los consejos de amigos que saben más que yo, de modo que no pretendo dar lecciones a expertos. El objetivo de esta entrada, así como la anterior (Cómo convertir mi libro en eBook. I Parte: formateando el documento), es compartir algunos trucos con escritores que como yo puedan tener problemas con sus autoediciones… Así pues, ¿seguimos con ello?

Una vez tienes tu texto completamente bien formateado, puedes hacer varias cosas con él para lograr tu objetivo. LibreOffice tiene una extensión que te permite crear un archivo ePub. Por otro lado, si esto no te convence, puedes guardar el documento como html u Odt. A mí me funciona bien con ambos tipos de archivos, pero es preferible el html, mucho más limpio.

Después de probar distintos programillas y webs útiles para convertir documentos a cualquier formato de eBook, personalmente me quedo con el Calibre. Es muy fácil de usar y te permite añadir al archivo metadatos como la imagen de la portada, un resumen, el ISBN, etc. Tienes que “decirle” al programa qué formato de salida quieres: ePub, Mobi… El mismo Calibre tiene un visor que te permitirá ver si todo el proceso ha dado resultado.

Hasta aquí parece fácil, ¿verdad? Si tu intención es subirlo a alguna plataforma como Amazon y tu libro se ve bien en el visor de todos los dispositivos, genial. Deja de leer aquí, ¡Enhorabuena!

…Pero puede pasar que no quede bien a la primera. A veces, lo que se ve bien en el visor de Calibre, puede no verse bien en tu e-reader o en el visor de Kindle Direct Publishing. En este caso es recomendable hacer una serie de comprobaciones. Tus problemas pueden tener un origen o varios. He aquí mis consejos:

1) Revisa de nuevo el documento word. La mayoría de problemas son, como escribí en la anterior entrada, fruto de un mal formateado del texto.

2) Usa las opciones de Calibre para darle una salida decente al archivo. La mayoría de las cosas se pueden dejar tal y como vienen por defecto, pero si no funciona o no queda bien, hay que ir probando. Algunos ejemplos:

En el apartado “Apariencia”, puedes especificar cómo quieres las sangrías de los textos, la justificación, etc… Un caso: si quieres que el archivo salga con la misma justificación que tu texto original, hay que “decírselo” al programa porque puede que no lo haya reconocido.

 3

En el apartado “Configuración de página”, puedes elegir el perfil de salida. Si ya sabes en qué tipo de dispositivo se va a leer, elige el que mejor se ajuste (iPad, Kindle, etc.). Si aún no lo tienes claro, quizás lo mejor sea un perfil genérico, “Generic e-ink”. Desde luego, cuanto más especifiques, mejor.

4

Los índices y tablas son algo que suelen dar problemas. Recuerda que se debe poder navegar perfectamente por tu libro a través del índice. La clave es que el archivo de origen esté impoluto, aunque también hay que ver si el conversor lo reconoce. En el apartado “Índice” de Calibre puedes jugar con las opciones para que funcione. Entre otras cosas, es clave especificar los niveles de índice que debe reconocer (“h1”, “h2”…).

5

 3) Si sabes algo de lenguaje html, lo mejor es trabajar directamente el texto y el código. Con Calibre puedes modificar el libro a posteriori, después de convertirlo. Si estas pez en html o eres un@ complet@ ignorante como yo, esta función de Calibre está muy bien, pues puedes ver a la vez el código y cómo va quedando el texto. Debes clicar encima del archivo con el botón derecho del ratón y elegir la opción “Modificar libro“.

7

 6

 

En mi búsqueda del “Santo Grial”, me han recomendado explorar otro tipo de lenguajes más sencillos como el Markdown o LaTex. Este último se usa mucho para realizar trabajos académicos y tesis de ciencias. Hay editores para manejarlos que supuestamente le facilitan la vida a uno, pero os lo contaré cuando los haya probado 😉

¡Espero que sirva de ayuda!

.

Webs con información sobre el tema:

http://fraterneo.blogspot.com.es/2012/05/writer2epub-crea-ebooks-en-formato-epub.html

http://www.clubdelebook.com/convertir-pdf-a-formato-ebook/

http://www.clubdelebook.com/como-convertir-un-archivo-de-word-doc-en-ebook-5-alternativas/

http://es.wikipedia.org/wiki/LaTeX

http://es.wikipedia.org/wiki/Markdown

.

Para descargar:

http://www.libreoffice.org/

http://calibre-ebook.com/download

Anuncios

3 comentarios en “Cómo convertir mi libro en eBook. II Parte: un texto para el e-reader

  1. Hola Helen gracias por compartir este post esta muy bien. Te quería comentar una cosa es que el año pasado me nominaste para un premio que se llama Liebster Award no reaccione porque en mi familia hacía unos meses que habían fallecido varias personas entre ellas mi madre. lo puedo hacer ahora o ya caducó. un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s